Sirius  Dictados de los Maestros Ascendidos

Dios y la Moralidad


Discurso de Tatyana N. Mickushina
en el Segundo Congreso del Movimiento Social Internacional
"TheMoralityMovement" ("El Movimiento de la Moralidad")

Junio 2015, Letonia, Riga





Dios y la Moralidad


... Estamos viviendo en un tiempo en el que cuando empiezas a hablarles a las personas sobre Dios éstas tienen reacciones muy similares: tratan de apartarse; algunas incluso tienen sentimientos negativos.


Tal vez la gente piensa que voy a empezar a predicar, así que intentan marcharse.


Esta charla (artículo) no es un sermón; es sólo una contemplación acerca de Dios. Intentaré revelar un pequeño aspecto de este concepto global.


Estamos viviendo en un mundo dual, y así, cada fenómeno tiene su lado opuesto: la luz y la oscuridad, lo moral y lo inmoral. También hay un concepto opuesto a Dios. Intuitivamente todos sentimos que lo más importante en nuestra vida es nuestra relación con Dios, y por esotenemos miedo de cometer un error. Quizás esta sea la razón por la cual la gente tiene miedo de escuchar y de hablar acerca de Dios. Esto se debe a que el concepto de Dios tiene muchas distorsiones.


Entonces, ¿cómo podemos entender la palabra "Dios"? Muchas personas piensan que Dios es un ser que vive en un templo, en una iglesia, en una mezquita o en una pagoda. Suponen que todo lo conectado a Dios está principalmente relacionado con los asuntos de las religiones que existen ahora mismo en la Tierra, como el Cristianismo, el Budismo, el Islam y otras religiones, y por ello piensan que, quizás, Dios vive en alguno de esos lugares.


Debemos tener en cuenta que todas las personas que viven en el planeta Tierra tienen diferentes niveles de consciencia. Por ello, la palabra "Dios" tendrá un significado diferente para cada persona. Cada uno de nosotros tenemos nuestra propia comprensión de Dios y nuestra propia idea de este gran concepto.


La ciencia contemporánea en sus áreas avanzadas, incluyendo la física cuántica, nos dice que hay una ley universal que controla todo en este Universo y que todas las cosas están interconectadas. Esto significa que a un cierto nivel todos nosotros estamos conectados unos con otros y con todo el Universo.


Cada nivel de consciencia tiene su propia comprensión de Dios. Hay un nivel en el que la gente necesita algún tipo de tutela, por lo que es bueno para esa persona creer en Dios dentro de los límites de la religión a la que pertenecen sus familiares o parientes. Pero a medida que el hombre se desarrolla, la idea de Dios se hace más amplia que cualquier dogma o concepto religioso. Un individuo entiende que Dios vive a unos pocos centímetros bajo la palma de su mano colocada en el área de su corazón. En el siguiente nivel de comprensión la persona cree que ella es sólo una pequeña célula de un organismo enorme que incluye el Universo manifestado y el Universo no revelado, y que todo este Universo es el "cuerpo" de Dios. Cada uno de nosotros somos sólo una pequeña parte de Dios. Este concepto de Dios ya ha sido probado por la ciencia contemporánea.


Sabemos que siempre en toda la historia de la humanidad hombres sabios vinieron al mundo para dar su comprensión de Dios. Después aparecieron nuevas religiones basadas en sus Enseñanzas. Estos sabios también dieron leyes y reglamentos al mundo. Podemos ver que estas leyes y estos reglamentos no fueron accidentales. Como podemos ver en las religiones, estas leyes representan la misma idea de una Ley moral. Ésta habla sobre la devoción a Dios, el respeto hacia nuestros padres, también enseña a no matar y a no robar. Nos habla de la castidad y de una manera moral de vivir en todas las esferas de la vida. Por lo tanto, podemos ver la dirección general que la humanidad tenía que seguir de acuerdo a muchos sabios que vivieron hace miles de años.


Pero entonces la Ley del karma y la Ley de la reencarnación fueron eliminadas de muchas religiones. Y éste es un mundo dual, hay una constante oposición de dos fuerzas: el bien y el mal. Así que gracias a las fuerzas del mal, la gente olvidó la Ley del karma en muchas religiones. ¿Para qué? Si no entendemos que cada acción en este mundo conlleva una consecuencia dentro de ésta o de la próxima vida o vidas, entonces, ¿qué ocurre? Ocurre que cualquier cosa es aceptable: matar, robar, mentir, y no habrá ningún castigo por ello. ¿Por qué era tan necesario eliminar la Ley de la reencarnación? Si no comprendemos que ésta no es la única vida que vamos a tener y que vamos a vivir otras vidas, ¿qué sentido tiene hacer cosas buenas y tratar cuidadosamente la naturaleza? Basta con tomar todo de la vida para obtener placer.


Los principales problemas de la sociedad son causados por el hecho de que hemos dejado de prestar atención a Dios, por ello tenemos todos los problemas a los que nos enfrentamos ahora.


Hemos organizado un movimiento que en ruso se llama "Zanravstvennost", o "El Movimiento de la Moralidad". ¿Cuál es el significado de la palabra "nravstvennost"? (En español "moralidad"). Es una palabra puramente rusa que consta de cuatro partes:


       (Moralidad)


La primera parte de la palabra "" (NRAV)  significa "modo", "carácter" o "naturaleza humana", es decir la totalidad de las virtudes del alma.

La segunda parte de la palabra "" (STW) significa "tronco" (como el tronco de un árbol).

La tercera parte de la palabra "" o "" (ENN) es el nombre de Dios. Algunas personas que todavía viven en el territorio de Rusia conservan este nombre de Dios en sus mitos y leyendas. Según estas leyendas Dios creó todo, la Tierra y el Universo.

La última parte de la palabra "" (OST) significa "base" o "columna vertebral".

Por lo tanto, el término ruso "nravstvennost" ("moralidad") se puede interpretar como la base del ser humano y la conexión de la naturaleza humana con Dios. En otras palabras,hace referencia a Dios dentro del ser humano, o a la Divinidad dentro del ser humano. Así, el significado ruso de este término contiene este sentido de conexión con Dios.


Cuando empezamos a traducir el nombre del movimiento a otros idiomas, nos enfrentamos a grandes dificultades. Existe la palabra "moral" en inglés (y en español), pero en realidad, se trata de una palabra que viene del latín "moralitas", que se ha generalizado. Sin embargo, significa simplemente un conjunto de normas y reglas; no se refiere a la conexión con el mundo de Dios. En alemán encontramos una palabra perfecta "sittlichkeit" que tiene el mismo significado que nuestro término ruso. Pero, cuando se mostró a alemanes nativos, no entendían su verdadero significado. Es más, esta palabra les asustó, porque para ellos lleva una connotación negativa y significa la restricción de la libertad. Sólo un alemán dijo que esta palabra puede significar la pureza de pensamiento. El resto no pudo interpretar del modo correcto el significado de esta palabra. Por eso en la lengua alemana decidimos utilizar la palabra "morality", "moralidad". A pesar de que este término no hace referencia a la conexión con Dios, al menos es comprensible para la gente.


En realidad, la moral y la ética carecen totalmente de sentido si no implican una conexión con Dios. Sufrimos todos los problemas de la sociedad moderna porque hemos perdido esta conexión con la Divinidad.


Veamos el resultado de vivir sin Dios ilustrado en varias esferas de la vida humana. Echemos un vistazo a la esfera de la educación y la crianza de los niños, ya que dedicamos nuestro segundo congreso a los niños.


Hace mucho tiempo, hace miles de años, hubo una civilización de la Edad de Oro que fue descrita en el libro hindú llamado "Los Upanishads". En él se dice que los niños menores de 7-8 años de edad eran criados en una familia para obtener los fundamentos de la vida familiar y las tradiciones familiares. Después un niño era enviado a un monasterio (convento) para obtener su educación. Los padres no tenían ningún acceso al niño hasta que éste cumplía 25 años. Esto significa que las personas que eran santos, monjes y Maestros le daban el conocimiento al niño. El conocimiento respecto a la moralidad, la obediencia a la ley moral, el control de la energía sexual, y la capacidad de elevar esta energía a los chakras superiores. Por lo tanto, 17 años de la vida de una persona desde la infancia se dedicaban a esto. Y, la base de esta educación era la moralidad.Entonces, a la edad de 25 años, se permitía que la persona se casara. Tanto el hombre como la mujer eran vírgenes hasta esta edad. Después llegaba un momento muy crucial de la vida, la concepción de un hijo espiritual. Era un ritual en el que un hombre y una mujer tenían la oportunidad de dedicar todas sus virtudes a la concepción de un hijo. Y todo el potencial acumulado en esos 17 años de vida espiritual se dirigía al esperma, para la llegada del futuro primogénito. ¡Imaginad las enormes reservas de salud, fuerza y resistencia espiritual que ese niño poseía! Esa forma de criar a los niños era muy diferente en comparación a la que tenemos ahora.


Ahora hay un debate abierto sobre la edad adecuada en la que se debe dar a un niño una comprensión de la conducta sexual. En Letonia dicen que es necesario empezar a enseñar acerca de ello en el jardín de infancia, a una edad temprana. Pero sabemosque no les enseñarán a los niños sobre la moralidad. ¿Qué ocurrirá entonces? Ocurrirá que la moral se corromperá.


La concepción de un niño es la base. Recordad como se consideraba esto durante la Edad de Oro. Ahora la idea que se ha introducido y desarrollado en la sociedad es que la edad en la que las personas pueden comenzar a tener relaciones sexuales, o el sexo de la pareja, no son cosas realmente importantes.


Se puede matar a las personas en una guerra, se puede matar con la ayuda de OMGs (alimentos genéticamente modificados), pero lo más fácil es evitar que se reproduzcan. En 25 años puede que cada país sea un desierto, ya que no habrá gente.



Mirad el diagrama de la degradación. Si la concepción es inconsciente, el niño carecerá de una gran cantidad de salud y espiritualidad.

Por lo tanto, el período de embarazo es muy importante. El alimento que una futura madre come, sus prácticas espirituales durante el embarazo, si ella habla con su hijo, su estado de ánimo el futuro de un niño depende de todas estas cosas.


El siguiente punto es la educación. En nuestra opinión, la buena educación se proporciona en la familia. Pero después el niño comienza a ir la guardería, a la escuela y después comienza a obtener información de Internet. ¿Cómo podemos estar seguros de que las personas que enseñan a nuestros hijos son de confianza y pueden proporcionarles una buena educación? El hecho de que consiguieran un título, o lo compraran, no da ninguna garantía de su nivel espiritual. ¿Qué cosas enseñan a los niños? ¿Es posible que las cosas que les enseñen anulen nuestros esfuerzos de salvar a los niños de la negatividad promovida en la sociedad?


Echemos un vistazo a la forma de vida: comida basura, televisión, patrones erróneos, alcohol, drogas, vida en las condiciones de las ciudades... ¿Cuál es el resultado? La degradación y la extinción. Cada generación sucesiva está más enferma y es más débil que la generación anterior. Y en algunos casos, no necesitas leer libros para saber sobre esto, basta con observar la historia de tu familia.


¿Qué diagrama sería el positivo? El que conduce a la prosperidad y al bienestar. Incluye una concepción consciente, un embarazo cuidadoso y consciente, una crianza y una educación correctas, una buena formación y una forma de vida saludable. Como resultado tenemos prosperidad y bienestar. Pero nuestra sociedad no se ocupa de esto, porque se ha alejado de Dios, y los objetivos de la sociedad son completamente opuestos.


Veamos otro ejemplo: los medios de comunicación. Nuestros medios de comunicación no nos han proporcionado información fiable durante mucho tiempo. Cualquier artículo o cualquier noticia en vídeo han sido pagados, y se nos presentan tal cual se han pagado. Nadie considera que eso no se corresponde con el estándar Divino, o que las mentiras y las calumnias que se vierten sobre nosotros desde los medios de comunicación crean gran karma. En realidad, nadie piensa en ello, porque la gente está ganando dinero, simplemente de las noticias. Así funcionan los medios de comunicación, se compran, se extiende el miedo en las personas y se sitúan a naciones enteras enfrentadas unas a otras.


Una de las Enseñanzas básicas dadas por los Maestros de la Sabiduría es la Enseñanza sobre el cambio de consciencia. Lo que entra en nuestra consciencia, se instala en el plano físico tarde o temprano. Si nuestra consciencia está constantemente impregnada de negatividad contra una nación, o contra las comunidades nacionales, o la religión, o cualquier otra cosa, entonces tarde o temprano, cuando un porcentaje importante de la población que admite esa información negativa es alcanzado, ésta se instala en el plano físico en forma de guerras y odio, y conduce al asesinato.


No voy a dar ejemplos de la historia moderna, pero podemos usar el ejemplo de la Rusia zarista de 1917, cuando la imagen del zar-chupasangre había sido vista durante varias décadas, y en 1917 la gente con alegría derrocó al zar y luego lo mató al año siguiente.


¿Cómo ocurrió? En primer lugar, una imagen inadecuada se sembró en la consciencia de las personas. Después esas personas estaban dispuestas a matar a otros por su pertenencia a una clase en particular. ¿Cómo terminó todo? 10 millones de personas completamente inocentes fueron asesinadas durante la Guerra Civil. ¡10 millones! ¡En un año fueron asesinadas más personas que 5 veces la población entera de Letonia! De estos 10 millones, solamente 800.000 personas pertenecían a los llamados Ejército Blanco y Guardia Roja. El resto más de 9 millones eran personas normales: simples campesinos, simples terratenientes y trabajadores. Así es como funciona. Los que conocen la Ley del karma comprenden que la acción es seguida de una consecuencia. Un asesinato engendra otros asesinatos. Esto fue seguido por una ola de represión y desposesión, que se llevó la vida de varios millones de personas. Y luego llegó la Segunda Guerra Mundial, que se llevó incluso más vidas ¡20 millones!


Por lo tanto, un asesinato engendra otros asesinatos. Este es la consecuencia del trabajo de los medios de comunicación, o más bien de su separación de Dios.

Echemos un vistazo a los siguientes aspectos de nuestra vida: la política. ¿Hay personas que se preocupan por la política? ¿Por qué éstas no son personas que tengan que ver con la política? Porque estamos hablando de la moralidad, ¿no? ¿Alguna vez habéis pensado que las personas que dirigen los estados, que están en la consciencia de millones de vidas humanas, no están interesadas en la moralidad? ¿Hasta dónde está llegando nuestra sociedad?


Otro aspecto de nuestra vida es la comida. Todos nosotros compramos productos sobre todo en las tiendas. ¿Qué motiva a las personas que hacen estos productos, que los empaquetan y que los almacenan? ¡El beneficio! No se preocupan por nuestra buena salud, ¡sino por el beneficio! En consecuencia, los productos que se encuentran en los estantes de las tiendas están "enriquecidos" con OMGs (organismos genéticamente modificados), potenciadores del sabor, edulcorantes, levadura en polvo e ingredientes cancerígenos que tienen el sabor, el color y el aroma similares al natural. Cuando comemos todo esto, nos convertimos en lo que comemos. Qué salud podemos tener si comemos cosas que no son comida realmente, pero se llaman igual que antes, por ejemplo, queso, leche, dulces, galletas. Pero esta comida ya no es queso, leche, dulces y galletas, ¡es simplemente veneno! Por lo tanto nuestra mente se está debilitando al no recibir alimento natural, y dejamos de poder distinguir y guiarnos en la vida, tomamos la ilusión que vemos en la televisión por la realidad. Estamos perdiendo nuestra capacidad de diferenciar, y, finalmente, estamos perdiendo nuestra alma.


Fundamentalmente, sólo hay dos ideologías en el mundo en el que vivimos. Una ideología la ideología de la sociedad de consumo, que domina el mundo de hoy. Y una segunda ideología la ideología Divina. No hay ningún partido, ningún político, ni ningún país en el mundo que defienda el punto de vista Divino y la Ley Divina. ¡Ningún país ni ningún partido político en todo el mundo!


Sabemos que el mundo que se separa de Dios está condenado a la muerte. Es como un cáncer que afecta a los humanos. Si no se elimina el tumor, éste consumirá todas las reservas del organismo, y el organismo muere. Es lo mismo para nuestra sociedad consumista, que vive sólo para conseguir algo, y para obtener diferentes tipos de placer y disfrute de la vida. Nuestra sociedad parasitaria es como un cáncer. Todo en nuestra sociedad se hace para asegurar que las personas dejen de pensar en Dios y que el concepto mismo de "Dios" se olvide y adquiera una connotación negativa, como la palabra "sittlichkeit" en alemán. Hemos dicho que esta palabra significa "moralidad". Los alemanes modernos perciben esta buena palabra casi como una maldición, como algo que intenta limitar su libertad.


Y ahora, cuando empezamos a hablar de Dios, en muchos círculos de la sociedad también es percibido como algo negativo. En pocos años, la generación más joven percibirá la palabra "Dios" como algo que limita su libertad. Si no hacemos nada con el fin de devolver a Dios a nuestras vidas, es posible que no nos quede mucho tiempo por vivir...


De hecho, nuestra sociedad ya no tiene libertad de elección. Obedientemente vamos hacia donde estamos impulsados por los medios de comunicación y aquellos que los compran. No tenemos ninguna libertad. Estamos condenados si no devolvemos a Dios a nuestras vidas.


Absolutamente todo está dirigido únicamente a que no podamos pensar sobre Dios, sobre el alma, sobre la misericordia, la compasión, la moral, el honor, la dignidad. Cuando yo era más joven, nuestro país producía muy buenas tarjetas de "Feliz Cumpleaños". Mirad, un conejito le entrega a un oso flores y frutas en su cumpleaños. Y aquí un perro está hablando amablemente con un niño. Había muchos ejemplos de este tipo de tarjetas de felicitación. Yo nací en la mitad del siglo pasado, y éstas son las postales de mi infancia.


¿Qué imágenes se les muestra a nuestros niños ahora? ¿Es esto diferente? Sí, es bastante diferente.

Vamos a comparar la tarjeta de "Feliz Año Nuevo". Aquí está la tarjeta de mi infancia.

¿Qué vemos ahora? ¿Os gusta?


Cuando buscas en Internet una tarjeta de Feliz Cumpleaños o de Feliz Año Nuevo, el 90% de tarjetas tienen imágenes así de feas. Ni siquiera elegí las peores, simplemente tomé las primeras que estaban disponibles.


Mirad el tipo de moda que nos rodea. El logro más reciente de la moda que parezca que la ropa ha sido sacada de la basura. Y la gente compra estas cosas muy en serio gastando mucho dinero y las llevan puestas.


Si colocamos una rana en agua hirviendo, saltará fuera. Pero si la rana se calienta lentamente en el agua, al final, después de un tiempo se hervirá. Lo mismo nos está sucediendo a nosotros. Nuestra vida está cambiando las pautas hacia la inmoralidad muy lentamente, milímetro a milímetro cada año. Esto sucede desde hace décadas o siglos incluso, y nosotros ni siquiera lo notamos. Unos años pasarán y seremos hervidos como esta rana.


Nuestros antepasados aconsejaban tratar con mucho cuidado el cambio de ritmo de la música y el estilo de la música misma. ¿Por qué hacían eso? La música tiene un gran impacto en el cuerpo humano. Si escuchamos el tipo equivocado de música todos los días, cambiamos, y esto afectará a nuestro estado y a todo lo que nos rodea. ¿Qué tipo de música escucha la gente ahora? ¿Puede eso llamarse música?


La gente escucha esta música desde la mañana hasta la noche todos los días. Quizás no tengan alma. Puede que se hayan "hervido" como la rana. El 90% de lo que nos rodea en nuestra vida no se corresponde con los patrones Divinos. Todos estos patrones, que constantemente nos absorben en forma de publicidad, en forma de música y tarjetas postales, en forma de películas y programas de televisión, todo esto nos cambia poco a poco y nos olvidamos de Dios. Y, no hay ningún político que nos vaya a recordar a Dios.


Exactamente del mismo modo que hay dos ideologías la sociedad de consumo y la ideología Divina, de la misma manera hay dos tipos de personas en nuestra sociedad: algunas personas que creen en Dios, y otros que no creen en Dios.


Aquellas personas que no creen en Dios creen que viven una vez. La Ley del karma, la Ley de la reencarnación y la Ley moral no existe para ellos. Se les permite hacer lo que quieran, necesitan tomar todo lo posible de esta vida todos los placeres, todos los deleites de esta vida y no importa cómo obtener estos placeres: con la ayuda del robo, de la mentira, de las calumnias u otros medios. La sociedad ha dejado de controlar todas las áreas de la actividad humana: la publicidad, la música, el arte, los libros, las películas, la educación, la salud, la producción de alimentos. Si tomamos cualquier área de la actividad humana nadie la controla. La gente no entiende lo que está sucediendo y cómo afecta a la muerte del alma humana.


La palabra "moralidad" está indisolublemente unida a las mejores cualidades humanas: el amor, la misericordia, la compasión, la virtud.


Todo en este mundo está siempre determinado por los mejores representantes de la sociedad humana. Y realmente espero que cada uno de nosotros haga todo lo posible en el poco tiempo que nos queda para lograr que este mundo viva.


Tatyana Mickushina